Estrenar casa o departamento es algo que llena de ilusión a los mexicanos que buscan solicitar un financiamiento para este fin, porque les brinda la posibilidad de contar con un patrimonio.

Después de todo, ¿quién no querría dejar de pagar renta para por fin vivir en su casa propia?

Sin embargo, al momento de empezar a buscar información sobre los financiamientos, surgen muchas dudas.

Entre las más comunes están el saber cuánto se pagará, cada cuándo, cuáles son los requisitos para solicitar el crédito, etc.

Sin embargo, hay una duda que a pesar de no ser muy común, preocupa a quienes están tramitando un financiamiento inmobiliario.

Esta duda es la de cuándo podrán ocupar la casa que desean comprar. Para que salgas de dudas sobre este tema y conozcas la mejor opción, solo sigue leyendo.

¿Cuándo puedo obtener mi inmueble con los financiamientos de Tanda Casa?

Entre las actuales opciones que existen para obtener un financiamiento para comprar un bien inmueble, Tanda Casa se destaca del resto en gran medida por su funcionamiento.

Los financiamientos que brinda Tanda Casa tienen un proceso que garantiza que vas a adjudicar tu propiedad en el tiempo que decidas.

Esto significa que, de acuerdo con los planes existentes, puedes obtener tu casa en 3 meses o en 3 años, dependiendo del periodo que elijas.

Pero para que tengas un mejor panorama de cómo funciona este tipo de financiamiento, solo debes revisar esta infografía:

 art-04-a-Cuando-puedo-obtener-mi-inmueble-con-los-financiamientos-de-Tanda-Casa

¿Cuáles son los beneficios y ventajas que ofrece el financiamiento de Tanda Casa?

Si en este momento te encuentras buscando un financiamiento para estrenar casa o departamento, definitivamente debes acercarte al que ofrece Tanda Casa.

Esta modalidad de financiamiento tiene como ventaja principal que el tiempo en el que puedes empezar a habitar la casa que deseas, varía dependiendo del plan de financiamiento que solicitaste.

Por ejemplo, si solicitaste un plan a 3 meses, puedes empezar a comprar tu casa a los 3 meses.

Lo mismo ocurre si deseas ocupar tu casa en 1, 2 ó 3 años. Como puedes ver, si cumples a tiempo con todas las aportaciones que necesitas para obtener el financiamiento, podrás estrenar tu casa en el tiempo en el que elegiste.

Otra ventaja que facilita el proceso de adjudicación es que en Tanda Casa, la propiedad que adquieras queda como garantía, por lo que ya solo debes cumplir con tus aportaciones para que el proceso de adjudicación concluya.

Lo que sí debes tomar en cuenta es que durante el proceso de adjudicación necesitarás a una persona que fungirá como tu aval.

Por ello, los procesos de adjudicación, es decir cuando se te brinda el financiamiento para que adquieras el bien inmueble, son más sencillos que con los bancos tradicionales.

Ésta es la causa por la cual tu proceso de adjudicación puede ser más rápido, por lo que podrás ocupar tu casa sin tanta demora.

art-04-b-proceso-de-adjudicacion-puede-ser-mas-rapido

¿Es la única ventaja que ofrece el financiamiento de Tanda Casa?

No, además ofrece las siguientes ventajas:

  • Certificado de garantía
  • Aportaciones congeladas
  • Seguro de vida
  • Tu dinero no pierde valor (Gana el 6% anual)

Todos sus planes cuentan con garantía de adjudicación por escrito, por lo que tú seleccionas el tiempo en que deseas comenzar a disfrutar de tu casa.

La cantidad que aportas a tu financiamiento para solicitar el crédito no cambia. De acuerdo al plan que selecciones, desde el inicio conocerás cuánto aportarás y por cuántos meses.

Los planes de financiamiento integran un seguro de vida y seguro de daños, para que tu familia esté protegida ante cualquier eventualidad.

El valor de tu dinero no pierde valor a lo largo del tiempo, los planes Tanda Casa consideran conservar la actualización de la plusvalía, lo que siempre disfrutes de las ventajas de invertir en un inmueble.

Ahora que sabes que puedes ocupar la casa que deseas de forma más rápida que con los financiamientos tradicionales, ¿qué esperas para tomar tu destino en tus manos?

 

¿Cómo determinar qué tipo de casa me conviene comprar?