Algunos de los compromisos más importantes que podemos hacer es estar en una relación a largo plazo con una persona o en caso de tus finanzas la compra de una vivienda, esta pudiera ser en Coyoacán, o en Cancún, y el plazo es de 15 a 30 años que es lo común. Siempre es importante la relación del dinero con tu relación de pareja.

pareja_casa_busqueda_hipoteca_conyugal

La compra de una casa es un gran paso, el cual requiere estabilidad laboral, familiar y un esfuerzo económico significativo, en ocasiones se requiere de un apoyo o soporte adicional, en este caso tu cónyuge. Tu estado civil no decide si puedes o no obtener una hipoteca, pero si puede influenciar en los factores financieros que las instituciones buscan para determinar si serás o no aprobado para el préstamo que solicitaste.

Estar casado no te da un crédito automático, seguro hace que el proceso de solicitarlo sea más sencillo y te ayude a que califiques en mejores términos de un crédito, si ambos trabajan y tienen ingresos.

Crédito conyugal

El crédito conyugal consiste en juntar el monto junto con el de tu pareja para aumentar la cantidad que recibirás y podría facilitar adquirir la propiedad que más quieres. El monto total que les pueden otorgar depende de varios factores, entre ellos los ingresos que tu y tu pareja perciban. La autorización de tu crédito depende de los datos financieros de ambos; su balance deuda – ingreso, si pueden juntar ambos ingresos y manejar su deuda de otros créditos si es pequeña.

Por otro lado, también es importante valorar los riesgos que conlleva este tipo de crédito. Si tu pareja no tiene muchos ingresos o tiene un mal historial crediticio puede ser complicado que te aprueben un crédito.

Una pareja casada pueden decidir entre aplicar por un financiamiento conjunto o dejar el crédito a nombre de una persona. Esta flexibilidad te permite explorar una variedad de opciones y decidir la que sea mejor para ti.

pareja_firma_contrato

Mi pareja esta en el buró de crédito

Puedes estar acostumbrado a compartir todo en tu matrimonio, después de todo cuando dijiste “Acepto” decidiste compartir todo con tu pareja. Así que se podría sentir un poco extraño dejarlo fuera de la aplicación de crédito, pero podría ser lo mejor si tiene mal historial crediticio. Cuando aplicas para un crédito como pareja casada evalúan ambos estados financieros y existe un titular de crédito mientras que el otro queda como co-titular, y si tu pareja tiene mal crédito o está en el buró puede que no califiques al financiamiento que quieres.

Puedes buscar comprar una casa más económica o ahorrar un enganche más grande, o tal vez tendrás que aceptar una hipoteca con mayores intereses y altas mensualidades. Dependiendo de la casa que quieras comprar, puedes aceptar estos términos o aplicar para la hipoteca sin tu pareja.

¿Que implica un crédito conyugal?

Este tipo de crédito solicita tener un acta de matrimonio, los créditos conyugales no aplican para parejas que estén viviendo en unión libre, ya que deben de estar legalmente casados y demostrarlo con un acta que incluirán en su expediente. Ambos deberán de estar presentes en la firma de la solicitud.

La casa queda en copropiedad lo que significa que el contrato de compra – venta quedará a nombre de los dos. En caso de separación o divorcio, se pueden tomar diferentes caminos: Puedes hacer el trámite para vender tu parte de la propiedad a tu pareja y solo quedara una persona como deudora. Pueden mantener el crédito como esta, vender la propiedad al liquidar el crédito y dividir las ganancias. O bien pueden vender la propiedad para saldar la deuda y si queda algún remanente, dividirlo. deberá hacer un trámite para otorgarle la propiedad a solo una persona.

El crédito conyugal es uno de los tipos de créditos que existen en diferentes instituciones, cada una ofrece beneficios y cuenta con términos distintos, recuerda que una cuestión muy importante es platicar con tu pareja durante este proceso y elegir lo mejor para ambos.