El libro “Padre rico, Padre pobre” no es el típico libro de autosuperación o inspiración emocional, sin embargo, debería de convertirse en una lectura obligatoria, porque te motivará a cambiar tu chip respecto al dinero y las actividades que realizas para obtenerlo. Hará crecer tus finanzas personales.

Las principales lecciones que encontrarás en el libro es que “aprendas a ahorrar,” ya que muchas personas trabajan muy duro toda su vida para otros y jamás logran ahorrar. A través de esta maravillosa lectura, aprenderás de manera inteligente, cómo escapar de este círculo vicioso: al cual denominan carrera de ratas.

Actualmente, las personas viven preocupadas por ganar dinero y sólo se enfocan en poder encontrar un trabajo con un salario alto o viven la mayor parte del tiempo preocupados, porque los despidan o no les den un aumento, y pensando que no les alcanzará el dinero para pagar sus cuentas. Todo el tiempo tienen miedo y lo único que logran con ese tipo de vida es ganar estrés y otras enfermedades. ¡Señores, eso no es calidad de vida!

padre rico 3

Llego el momento de ocuparnos y no preocuparnos. Pensar como ricos y dejar de trabajar para el dinero, y que el dinero comience a trabajar para nosotros. Claro, que es posible esto: ¡Debemos de adquirir activos, para que nos generen ingresos! La mejor opción para comenzar a tomar acción es adquiriendo una propiedad: ya que es un producto activo que siempre nos estará generando dinero, desde el momento que la adquieres: ya subió de precio. Por increíble que parezca es cierto; un bien inmueble, jamás se devalúa.

La inteligencia resuelve problemas y produce dinero. El dinero sin inteligencia financiera se pierde. Nunca debes de pensar, que el dinero resolverá tu vida. Piensa que toda tu vida es un constante aprendizaje y cada momento, lo debes de aprovechar para adquirir nuevas habilidades porque esas, sí son herramientas para seguir creciendo. El dinero invertido en educación no es dinero perdido es dinero trabajando. El conocimiento es un producto activo.

Aprender la diferencia entre un producto activo y pasivo es la clave para que comiences a llenar tus bolsillos. Recuerda siempre adquirir activos que son los que te harán ganar dinero y con esto nos referimos a: adquirir valores e inversiones como comprar una propiedad para poder rentarla. Sin embargo, los pasivos son los que adquieren los pobres, los cuales son: rentas, intereses, regalías, etc. ¡Basta, comienza a pensar como rico! Y piensa en lo que te generará dinero como un negocio o mejor aún una propiedad.

Recuerda siempre invertir tus ganancias, no gastes tus activos en pasivos (los cuales son lujos innecesarios) recuerda que el verdadero lujo: es la satisfacción de adquirir y desarrollar una verdadera inversión. Las personas pierden dinero porque en la escuela nunca nos enseñan educación financiera. Debemos comenzar a desarrollar nuestras habilidades. Los ricos dicen que hay dinero flotando el cual está esperando que alguien lo encuentre.

¡Atrévete! Esa es la clave para poder ganar. Inclusive los ricos han perdido, sin embargo, esa no es razón para detenerse. Recuerda, que el que no arriesga, no gana. Siempre debes aprender del fracaso. Controla tus emociones, no permitas que los miedos o la opinión de los demás influya en tus acciones.

Es importante que siempre estés rodeado de personas ganadoras, porque son personas inteligentes de las que siempre podrás aprender. El conocimiento es otra clave para obtener el éxito. No intentes competir y siempre piensa que eres único en el mercado y véndete como tal. Desarrolla tus habilidades y deja de seguir a la multitud, enfócate en tus objetivos.

La principal clave para que todo esto pueda pasar, es que nunca dejes de soñar. ¡Sueña grande! Porque eso significa que tienes claras tus metas. Y que comenzarás a trabajar en ellas, no olvides que el principal enemigo es el miedo y recuerda que siempre hay opciones que te pueden ayudar, por ejemplo, a la hora de comprar un bien inmueble puedes acudir a un autofinanciamiento. Recuerda que, tu bien inmueble terminará pagándose solo porque se convertirá en un activo, al poder obtener dinero al rentarlo. Comienza con tu educación financiera para romper tus paradigmas y te conviertas en un Padre Rico y no un Padre Pobre. ¡Mucho éxito!

Descubre si estás listo para obtener tu casa