¿Deseas mudarte con tu pareja y lograrlo de forma exitosa? Si éste es tu caso, entonces este artículo es para ti.

En México en la actualidad, es muy común que las personas empiecen relaciones de pareja a muy temprana edad.

Por ello no es de extrañar que ahora las parejas decidan compartir vivienda para poder llevar a cabo su proyecto de vida.

Y entre las primeras opciones para vivir en pareja de forma independiente siempre está la opción de rentar juntos, ya que se cree que de esta forma se alcanzará la estabilidad.

Y si bien esta idea no es del todo errada, sí ayuda a crear la idea de que las parejas jóvenes no tienen más oportunidades de tener un espacio propio para vivir.

Pero aunque no lo creas, en la actualidad, ya hay más opciones para que puedas dar inicio a tu vida en pareja con el pie derecho.

Y esto ha significado un gran avance en cuanto a las posibilidades para que una pareja pueda comprar casa, ya que antes la única forma era obtener una hipoteca conyugal.

¿Qué es una hipoteca conyugal?

art-03-a-Que-es-una-hipoteca-conyugal

Antes en México, la única manera de tener un crédito para comprar una casa era la de solicitar una hipoteca conyugal.

La hipoteca conyugal es una modalidad en la que las parejas pueden solicitar un crédito a una institución financiera, pero para poder obtenerlo, se debe presentar un acta de matrimonio.

Es decir, antes la única opción de que tú y tu pareja pudieran acceder a tener una casa era casarse.

Al realizar este trámite en pareja, existían ciertas ventajas al momento de realizar la solicitud del crédito.

Una de esas ventajas era que los gastos que se generaban por la compra de la casa podían compartirse. Entre esos gastos estaban:

  • Avalúos.
  • Comisiones.
  • Seguros.
  • Escrituración.

Pero a pesar de estas ventajas, todavía estaba la desventaja de que para acceder a un crédito, la obligación era casarse.

Y si bien esto era más usual hasta hace años, en la actualidad las parejas ya están empezando a vivir juntas sin antes casarse.

¿Cómo han reaccionado a esto las instituciones financieras que otorgan créditos? Solo sigue leyendo y lo sabrás.

Créditos compartidos: una oportunidad para todos

art-03-b-Creditos-compartidos-una-oportunidad-para-todos

Debido a que en la actualidad las parejas ya no esperan a casarse para vivir juntas, ya existen opciones para obtener un crédito sin la necesidad de contraer matrimonio.

Una de ellas es la de compartir un crédito. Bajo esta modalidad, las posibilidades de comprar una casa o depa aumentan por diversas razones.

Pero, ¿cómo funciona un crédito compartido?

Si bien el funcionamiento es similar al de una hipoteca conyugal, la principal ventaja de hecho marca toda la diferencia: en el crédito compartido no es obligatorio casarse.

Fuera de este aspecto, el proceso es bastante similar al de la hipoteca conyugal: un par de personas se acercan a una institución financiera y solicitan un crédito para comprar casa.

Y luego de cumplir con una serie de requisitos, obtienen el dinero para poder comprar el bien inmueble que desean. La ventaja es que el matrimonio ya no es una obligación.

Ésta diferencia permite que ahora un crédito se pueda compartir con otras personas que no necesariamente tienen que ser tu pareja.

Por ejemplo, podrías obtener el dinero para estrenar tu casa o depa junto con un familiar o amigo.

¿Te imaginas las posibilidades de poder comprar una casa con una o más personas? Las ventajas que este crédito te ofrece pueden ser realmente una ventaja que le puede dar a tu calidad de vida el impulso que necesita.

art-03-c-comprar-una-casa

Entre las ventajas que este tipo de créditos te pueden dar están:

-La posibilidad de dejar de pagar una renta para mejor poder comprar casa o departamento.

-Puedes ahorrar en tu pago de servicios como luz y agua, al compartir los gastos con otra persona.

-El pago del crédito se divide entre el total de personas que lo solicitan, por lo que el pago del mismo será menos pesado.

-Sus requisitos y procesos de solicitud son más sencillos que los que ofrece la banca tradicional.

Como puedes ver, este tipo de créditos poseen características que pueden hacer más fácil la vida a las parejas que desean comprar casa o depa.

Incluso existen algunas instituciones financieras que pueden otorgar créditos a personas que no cuenten con historial crediticio.

Esto significa una gran oportunidad para quienes recién inician su vida en pareja, ya que la falta de un historial crediticio suele ser una de las principales razones por las que la banca tradicional suele negar créditos por esta razón.

¿Qué esperas para compartir un crédito?

Como has podido leer, las ventajas de obtener un crédito compartido son muchas y ofrecen a las parejas que quieren iniciar su proyecto de vida una excelente oportunidad de hacerlo sin tantas complicaciones.

¿Imaginas poder solicitar un crédito junto con tu pareja y ya solo tener que preocuparse por cómo vas a decorar tu hogar?

Este puede dejar de ser solo un sueño para convertirse en el inicio de un proyecto de vida compartido que les permita a ti y a tu pareja poder alcanzar el nivel de vida que merecen.

 

¿Cómo determinar qué tipo de casa me conviene comprar?