¿Listo para dejar el nido?

Dejar de vivir en casa de tus papás es un proceso que hace que muchas personas maduren y crezcan, para poder continuar con su desarrollo personal.

Pero si en este momento estás evaluando si salir de casa de tus papás te conviene o no, a lo mejor lo que necesitas es conocer las ventajas que esto puede traer para ti.

Y para que no te queden dudas de lo que puede hacer por ti la independencia, necesitas leer este texto.

En él hay una lista de 10 ventajas de dejar de vivir con tus padres que puede ser lo único que necesitas para animarte a tomar esta decisión.

Así que solo repasa esta lista de beneficios y atrévete a tomar una decisión que te puede cambiar la vida.

Desarrollo personal

Una de las mejores formas en las que una persona puede alcanzar a desarrollar todo su potencial es a través de vivir nuevas experiencias.

Y nada tan nuevo para vivir como el hecho de independizarte y dejar la casa de tus padres, para que puedas apreciar una experiencia totalmente diferente.

Al ya no contar con todas las comodidades a las que estabas acostumbrado en casa de tus papás, tendrás que solucionar todas tus necesidades por tu cuenta.

Con todo esto, irás generando experiencias totalmente nuevas que te permitirán alcanzar un nivel de desarrollo personal que antes no hubieras imaginado.

1.- Renovarás tus relaciones familiares

Reunirte con tu familia luego de haberte independizado será una experiencia totalmente distinta.

Esto se debe a que una vez que te independizas, la relación que tienes con tus padres y con el resto de tu familia se modifica.

Recuerda que antes, no tenías muchas opciones si tu familia quería organizar una comida familiar.

En cambio ahora, podrás reunirte con tu familia por gusto y tendrás una opinión importante en los asuntos familiares.

2.- Tu relación de pareja tendrá un cambio

art-10-a-Tu-relacion-de-pareja-tendra-un-cambio (1)

Dejar la casa de tus papás, además de hacerte cambiar de mentalidad, te dará un nuevo panorama acerca de las relaciones amorosas.

Por ejemplo, al vivir por tu cuenta tienes la oportunidad de conocerte mucho mejor, lo que hará que cuando tengas una relación de pareja, puedas tomar mejores decisiones.

Por lo anterior, puedes llevar tus relaciones de pareja de una mejor manera e incluso, puedes pensar en un proyecto de vida que involucre el tener a tu propia familia.

Y solo al salir de la casa de tus papás puedes estar seguro de que tu relación será más estable ya que la única persona que decidirá tu destino eres tú.

3.- Aprendes sobre responsabilidad y te puedes administrar mejor

Cuando vives en casa de tus padres la responsabilidad de que todo esté en orden no te corresponde a ti.

Pero cuando logras independizarte, este aspecto será totalmente responsabilidad tuya. Este escenario te permitirá desarrollar mejor tu capacidad para administrar mejor los recursos con los que cuentas, ya sea dinero, comida o los servicios básicos como luz y agua.

Así que el aprendizaje que tendrás será valioso para que puedas crecer como persona y conocer mejor tus límites.

4.- Te concentras más en tu crecimiento profesional

art-10-b-Te-concentras-mas-en-tu-crecimiento-profesional

Una vez que tienes que procurar tu estabilidad económica, tus prioridades en la vida cambian.

Si antes le dabas prioridad al siguiente concierto al que querías ir, hoy le darás más importancia a tu trabajo.

Con tus prioridades funcionando de una forma distinta, podrás tomar decisiones más responsables para con tu trabajo.

5.- Tú decides cómo usar tu tiempo libre

art-10-c-Tu-decides-como-se-vera-tu-espacio

Lo más seguro es que en casa de tus papás tu tiempo estuviera a la disposición de las necesidades de tu hogar.

Es decir, si había algo que hacer y tú estabas desocupado, lo más probable es que a ti te hubiera tocado realizar la labor pendiente.

Desde lavar los trastes hasta ir al súper, seguramente viste tu tiempo libre siendo aprovechado para el bien general de tu hogar.

Pero luego de independizarte, lo que pase con tu tiempo libre es tu responsabilidad, y tú serás el único que decidirá cuándo hacer una fiesta en tu casa y cuando aprovechar ese tiempo para cumplir con obligaciones.

6.- Tú decides cómo se verá tu espacio

¿Tus papás te prohibían poner posters de tus artistas favoritos o no te dejaban elegir el color de tu habitación?

Con tu independencia esto se terminará ya que las características de tu espacio las decidirás tú.

7.- Tú decides quién te visita y quién no

Cuando se vive en casa de los padres, quienes deciden a quién invitar y a quién no son ellos.

Pero cuando te independizas, solo tú puedes decidir quién es bienvenido a tu hogar. Esta situación te hará ser más responsable en cuanto al cuidado de tu espacio.

Y lo mejor es que si quieres hacer una fiesta en tu casa, solo tú decidirás quién puede asistir.

8.- Tienes la posibilidad de emprender

art-10-d-Tienes-la-posibilidad-de-emprender

¿Te imaginas lo difícil que es que tus papás te den permiso de arrancar un micro negocio en su casa?

Si posees tu propio espacio, puedes decidir más libremente no solo qué tipo de negocio iniciar, sino en qué parte de tu departamento o casa llevarlo a cabo.

Además, emprender sin la necesidad de pagar una renta para tu negocio puede ser la herramienta que necesitas para potenciar tu idea de emprendimiento.

9.- Estarás orgulloso de ti

El hecho de hacer tu vida fuera de la casa de tus padres te hará apreciar mejor tus esfuerzos por cumplir tus metas.

Podrás tener un análisis más objetivo de tus capacidades, pero lo mejor es que al independizarte, sabrás de todo lo que eres capaz.

Y conocerse a uno mismo es la mejor forma de desarrollarse y alcanzar todo tu potencial.

10.- Puedes empezar tu historial crediticio

Si al salir de casa de tus papás lo que menos quieres es pasar la vida rentando y mudándote de un lugar a otro, puedes explorar la opción de obtener un crédito compartido para comprar tu propio depa.

En la actualidad ya existen instituciones que ofrecen créditos compartidos para que grupos de amigos puedan comprar su casa.

Y al solicitar un crédito de este tipo, puedes dar inicio a tu historial crediticio con el pie derecho. Todo lo que debes hacer es pagar puntualmente tus aportaciones al crédito.

Como has podido leer, salir de la casa de tus padres tiene más ventajas que desventajas y hace mucho por tu desarrollo personal.

Así que no lo dudes más, abre las alas y prepárate para volar del nido, y descubrir hasta dónde puedes llegar al independizarte.

¿Cómo determinar qué tipo de casa me conviene comprar?