En México, cada vez más personas deciden emprender un negocio, ya sea en solitario o con algún socio.

El networking, la independencia financiera y la libertad son algunas de las razones para emprender un negocio, según indica Entrepreneur

Sin embargo, es necesario considerar los factores que intervienen en el juego empresarial para ir de menor a mayor escala.

Entre estos factores, hay uno que juega un papel determinante al momento de iniciar un emprendimiento: el capital para comprar un lugar donde trabajar o mostrar tu trabajo.

Actualmente, hay organizaciones que otorgan financiamientos para adquirir un local comercial o un terreno en dónde iniciar el negocio.

Y es que una realidad ineludible para cualquier emprendimiento es que tarde o temprano, se debe contar con un espacio apropiado.

Si estás en vías de emprender un negocio, en el siguiente texto te decimos todo lo que necesitas conocer sobre los financiamientos para adquirir un local comercial.

La importancia de contar con un local propio

Cuando de invertir capital se trata, siempre debes priorizar entre lo que te gustaría tener en tu negocio y lo que en verdad se necesita.

Por ejemplo, piensa en la última vez que fuiste al doctor. Seguramente estuviste en un consultorio que estaba equipado con todo lo necesario para brindar el servicio.

Pero, ¿imaginas cómo sería ir a una consulta a la casa de un médico que no cuente con instalaciones adecuadas?

Seguramente no te sentirías seguro del servicio que estás recibiendo, debido a la informalidad del espacio de trabajo del médico.

Y es que más allá de ser la imagen de tu negocio, un local propio puede brindarte ventajas competitivas que pueden ayudar a tu negocio a consolidarse más rápido.

En el caso contrario, rentar un local para tus actividades comerciales puede ser contraproducente para tu proyecto.

Entre sus principales ventajas están:

-Si necesitas hacer un cambio en el local, deberás pedir el permiso del dueño.

-Alquilar el local solo te garantizará su uso mientras lo pagues.

-La renta de tu local puede ser una carga económica para tu plan de negocio.

-Los precios de rentas suelen variar dentro de una misma ciudad, con lo que te arriesgas a pagar rentas altísimas.

-Si surge algún desperfecto en el local, ten por seguro que lo pagarás tú.

Como puedes ver, existen diferentes desventajas de pagar renta por un local comercial, sobre todo si estás tratando de consolidar tu negocio.

Contrario a esto, las ventajas de comprar un local para tu negocio son muchas. Entre las principales están:

-Sumarás un activo tangible que será una inversión a largo plazo.

-Tienes toda la libertad para hacer los cambios que desees en el inmueble.

-Tienes la posibilidad de subarrendar una parte de tu local y obtener un ingreso extra.

-Los costos son fijos, por lo que ya no tendrás que preocuparte por el incremento en la renta.

-Tendrás la opción de vender el local, si en algún momento necesitas la entrada de dinero para alguna emergencia.

Si analizas las ventajas, podrás notar que entre la más importante de todas es que podrás tener obtener un activo tangible que podría brindarte independencia económica.

Pero, ¿cómo puede un emprendedor obtener un local comercial que le ayude a concretar su emprendimiento?

Los financiamientos al rescate de los emprendedores

art-12-b-Los-financiamientos-al-rescate-de-los-emprendedores

Como has podido leer en este artículo, un local comercial puede ser una herramienta valiosísima para consolidar un negocio.

Pero cuando apenas estás iniciando en el ámbito de los negocios, lo más probable es que no cuentes con la liquidez necesaria para obtener todos los recursos que necesitas.

Por ello, los financiamientos son una gran herramienta, que sirve para potenciar una idea, hasta convertirla en un negocio rentable.

Sin embargo, ¿cuáles son las opciones más viables para obtener un financiamiento?

Los amigos y familiares: tu opción para un mejor financiamiento

art-12-c-Los-amigos-y-familiares-tu-opcion-para-un-mejor-financiamiento

Una de las opciones más viables al momento de conseguir un financiamiento o uno mucho más grande y comprar un espacio de trabajo más amplio o con una mayor plusvalía es la opción de mancomunar.

En un mundo de oportunidades para hacer negocios, existen financiamientos para local comercial que son mancomunados,; es decir que se adquieren con una o más personas.

Puedes hacerlos con familiares o amigos; y de esta manera conseguir un mejor capital para un mejor local comercial.

Una de las ventajas de esta forma de financiamiento es que ambas partes tienen un papel como beneficiarios y como responsables.

También es posible que mancomunes tu financiamiento más personas de una persona. Las posibilidades de obtener un mejor lugar para exponer tu trabajo son mucho mayores.

A pesar de que todo esto suene positivo para la compra de tu local comercial, hay un lado negativo que debes tomar en cuenta: la informalidad.

Al solicitar el financiamiento a “personas de confianza”, no existen sustentos legales o contratos que te permitan protegerte en caso de alguna eventualidad.

Por ejemplo, puede ocurrir que en algún momento en el que ya tengas el recurso en tus manos, la persona que te lo otorgó puede exigirlos de regreso sin ningún aviso previo.

Préstamos bancarios

art-12-d-Prestamos-bancarios 

Sin duda alguna uno de los recursos más buscados por quienes quieren adquirir un local comercial.

La banca tradicional tiene una variedad de financiamientos que pueden ser empleados para este fin.

Si bien este tipo de financiamientos tienen ventajas considerables, como contar con asesoría y el soporte de un banco, también tienen limitantes.

Sobre todo, al momento de intentar obtener el financiamiento. Esto se debe a las múltiples precauciones que un banco toma para reducir riesgos en cuanto al uso de sus recursos.

Por ello, los bancos tienen exigencias hacia sus prospectos que a veces suelen convertirse en verdaderos obstáculos para obtener un financiamiento.

Entre ellos, los más complicados son tener un buen historial crediticio o el contar con un aval.

Sobre todo, el requisito de tener un buen historial crediticio suele ser de los más complicados de cumplir.

Esto porque no muchos mexicanos están al pendiente de su situación financiera, lo cual hace aún más complicado que tengan control sobre su situación crediticia.

Y si por alguna razón fuera de su alcance se atrasaron con un pago, ésto se verá reflejado en el Buró de crédito, lo cual le impedirá acceder a un financiamiento en la banca tradicional.

En conclusión, si bien la banca tradicional tiene opciones de financiamiento, el acceder a los recursos puede tornarse un poco complicado si no se cuenta con todos los requisitos puntuales que solicitan.

Financiamientos más accesibles y sin buró

art-12-e-Financiamientos-mas-accesibles-y-sin-buro

Por otro lado, en años recientes se fueron generando más opciones de financiamiento que no pertenecen a la banca tradicional.

Estas opciones de financiamiento son ofrecidas por parte de organizaciones que se encargan de brindar recursos a personas que desean obtener un patrimonio.

Y lo mejor es que este tipo de opciones tienen ventajas que la banca tradicional no ofrece. Entre ellas, que no toman en cuenta el Buró de crédito.

Tampoco se interesan en saber si ya cuentas con un historial crediticio. Esto es posible ya que cuentan con mecanismos que les permiten cerciorarse de que quien solicita el recurso tiene la capacidad de cumplir con los pagos del financiamiento.

Otra ventaja que poseen este tipo de financiamientos es que no imponen tantos límites a los interesados como los que tiene la banca tradicional.

Por ejemplo, en algunos casos no se requiere aval o en otros, ni siquiera se te cobran intereses o éstos ni siquiera existen.

Como has podido leer en este artículo, la compra de un local comercial puede ser el motor de desarrollo que impulse la consolidación de tu proyecto.

Todo lo que tienes que hacer es explorar las opciones de financiamiento que existen en el mercado para que puedas elegir la que le de la base más sólida a tu idea de negocio.

 

¿Cómo determinar qué tipo de casa me conviene comprar?