Si eres jefe de familia, seguramente estarás haciéndote la misma pregunta del título y te estarás cuestionando, ¿debo conseguir una casa más grande para que mi familia esté cómoda?

Y esta pregunta es muy importante ya que de su respuesta depende que tu familia cuente con un espacio óptimo para el desarrollo de todo su potencial.

Si en este momento en tu familia están esperando la llegada de otro hijo o éste ya llegó, puedes aprovechar el momento para decidir en invertir en tener casa o departamento propio, si en este momento te encuentras rentando.

Y a pesar de que la tasa de natalidad en México ha disminuido, eso no significa que los nacimientos se van a detener de forma definitiva.

De hecho, el Consejo Nacional de Población estimó a inicios del 2018 que iban a nacer en el país más de un millón 400 mil mexicanos.

Así que continúa leyendo y descubre por qué si tu familia crece, tu casa también debe crecer.

art-01-a-El-desarrollo-de-tu-familia-intimamente-ligado-al-espacio

El desarrollo de tu familia, íntimamente ligado al espacio

Cuando una pareja recién se casa, la inversión para tener casa propia no siempre es la principal prioridad.

Esto porque al ser únicamente dos personas adultas, tienen sus necesidades plenamente identificadas y ya saben cuánto espacio necesitan y cuánto espacio les puede sobrar.

Por ello puede que tener casa propia no sea la principal meta, por lo que es muy común que este tipo de parejas inviertan sus recursos en la renta de un espacio para vivir.

Ya sea una casa o departamento, el bien inmueble en el que decidan invertir para vivir únicamente debe satisfacer sus necesidades.

Pero cuando la familia empieza a crecer, es decir cuando los hijos empiezan a nacer, es necesario reevaluar el espacio con el que cuentas.

Esto es vital ya que si una familia cuenta con el espacio necesario para realizar sus actividades, las posibilidades de que alcancen un sano desarrollo son muchas.

Entre los muchos beneficios que le puede brindar una casa o departamento con las dimensiones ideales a tu familia están:

-Contar con la posibilidad de desarrollar rutinas en familia, como comer juntos, ver la tele, hacer juntos la limpieza del hogar, etc.

-Dar a tus hijos el espacio que necesitan para conocer la importancia de la privacidad.

-Tu familia desarrollará apego emocional como resultado de convivir en el mismo espacio.

-Podrás enseñar a tus hijos la importancia de respetar el espacio y la privacidad de otras personas.

-Tus hijos aprenderán la importancia de conservar todo en su lugar y de vivir en un ambiente con condiciones higiénicas.

-Ya no tendrás que mudarte, lo que implica otorgar tranquilidad a tu familia ya que un proceso de mudanza es terriblemente desgastante en cualquier situación.

-Tu familia tendrá un espacio para realizar actividades recreativas, lo que generará un ambiente sano.

Por estas razones es importante que consideres que si el número de integrantes de tu familia va en aumento, debes también considerar el contar con un espacio propio.

Y si bien puede que te encuentres rentando una casa, debes tener en cuenta que ese lugar no te pertenece y que si quisieras hacer alguna modificación, deberás pedirle permiso al dueño del inmueble.

art-01-b-Ventajas-economicas-de-tener-casa-propia-con-el-espacio-ideal-1

Ventajas económicas de tener casa propia con el espacio ideal

Si todas estas ventajas de tener una casa propia con el espacio adecuado para tu familia no te han convencido, es momento de que lo veas por el punto de vista económico.

Una casa o departamento propio es una excelente inversión para cualquier persona.

Esto porque a pesar de que la moneda nacional pueda devaluarse o aunque haya una crisis económica, los bienes inmuebles conservan su valor.

E incluso algunos aumentan de precio debido a la plusvalía que pueden alcanzar, a raíz de factores como la ubicación, el acceso a servicios, etc.

Sin embargo, éste no es el único motivo por el que debes considerar el brindar a tu familia un bien inmueble que resuelva todas sus necesidades.

Ya que además de todas las ventajas que has leído, hay una que debes tomar muy en cuenta: un bien inmueble puede heredarse.

Esta es una ventaja considerable sobre todo para quienes tienen una visión de sus inversiones a futuro y desean que sus bienes materiales tengan un buen uso.

Una vez que el bien inmueble en el que hayas invertido esté a tu nombre, puedes acudir a un notario para asegurarte que si en algún momento llegaras a hacer falta, tu familia no quedaría desamparada.

Esto porque puedes usar tu propiedad como herencia, con lo que dejarás protegida a tu familia en caso de ser necesario.

art-01-c-Si-la-familia-ya-viene-en-camino

Si la familia ya viene en camino…

Si tu pareja y tú están por tener un hijo, lo mejor es que con toda la tranquilidad y la calma del mundo empiecen a pensar en este asunto.

Si bien durante los primeros años de vida de un niño no hay mucho inconveniente con la falta de un espacio ideal, ésta se va a empezar a acrecentar conforme pasen los años.

Por ello, la noticia de que tu familia está por crecer, más que asustarte, debe servirte como una razón para analizar la comodidad con la que cuentes en este momento de tu vida.

Puedes empezar por evaluar qué tan grande deseas que tu familia sea. Y con base en eso puedes analizar qué tipo de casa te conviene.

Otro factor que puedes utilizar para medir el espacio que necesitas es si tu pareja y tú desean o consideran la posibilidad de tener un micro negocio.

Si este factor también se suma a tu ecuación, puedes inferir entonces que el tamaño de tu inversión debe pensarse en satisfacer las dos necesidades: la de tener un espacio ideal para tu familia y al mismo tiempo, debe darte la posibilidad de emprender exitosamente.

El punto es que si ya tienes la certeza de que tu familia crecerá debido a la llegada de hijos, tomes esta oportunidad no solo para cambiar tu lugar de residencia.

Lo importante será que lo tomes como un punto de partida para que alcances y brindes a tu familia la calidad de vida que merecen.

 ¿Cómo determinar qué tipo de casa me conviene comprar?