Los compradores primerizos usualmente están en una posición envidiable. Esto es porque se encuentran en menor nivel de endeudamiento que aquellos que ya están en la escalera de inversión de bienes inmuebles. Sin embargo, también tienen menor nivel de capital y ahorros disponible.

Esto no significa que sus opciones sean limitadas. De hecho, los primeros compradores están en la mejor posición para tomar decisiones sobre su futuro financiero. Así que, ¿Qué es mejor? ¿Comprar una casa personal? O ¿Comprar para invertir? Inversionistas primerizos tienden a comprar primero mientras ellos continúan rentando. Mientras que los primeros compradores compran su casa personal y viven en ella hasta que puedan invertir en alguna otra propiedad

Hay muchas razones por las que deberías de considerar invertir primero:

Donde quieres comprar no siempre es accesible económicamente

apartment-balcony-building-

 

Seamos realistas todos tenemos una zona ideal en la que nos encantaría vivir. Tal vez es porque no te gusta el largo viaje diario al trabajo o tal vez a la cultura de café que existe en los alrededores.

Cual sea el caso, si la zona que te gusta es muy cara y vivir más lejos es incomodo para tu, entonces continuar rentando mientras eres dueño de una propiedad de inversión puede ser una buena alternativa, de esta manera tu siguiente propiedad se puede encontrar en tu zona ideal.

La zona donde quieres vivir no es la mejor zona de inversión

Incluso si estas interesado y puedes comprar en el área en el que vives, esto no significa necesariamente que te vaya bien financieramente en la compra. Al ser tu primera vez invirtiendo tienes la ventaja de elegir en una zona que se encuentre en crecimiento, con esto te puedes beneficiar del mercado y mantener el estilo de vida que te gusta.

Incluso si eliges de la mejor manera tu primer hogar con una mentalidad de inversión, es muy poco probable que puedas cambiarte de estado o país. También el tipo de propiedad puede que no se adapte a ti. Si actualmente vives en un departamento de una recamara y reduces tus gastos, pero la zona que está creciendo son casas principalmente, entonces también deberías de considerar invertir.

Quieres flexibilidad en tu estilo de vida

Para algunos posibles compradores, el prospecto de estar atado a una hipoteca y no tener la posibilidad de cambiarse cuando quieran no es necesariamente atractivo. Mientras que a algunos compradores les gusta la estabilidad de vivir en el mismo lugar y no tener que responder a algún casero, hay algunos que actualmente rentan y tal vez tengan que viajar o mudarse por el trabajo, que pueden apreciar la flexibilidad de las rentas de corto plazo.

Ser dueño de una propiedad de inversión asegura que tendrás la habilidad de mudarte cuantas veces lo requieras mientras que permite un crecimiento a futuro y estabilidad.

La oportunidad de minimizar tus gastos

Jar_coins_hands_writting

 

Si actualmente estas rentando a bajo precio y mantienes tus cuentas en lo mínimo, ya sea rentando un cuarto, viviendo con tus padres o viviendo en una zona más económica, puedes seguir ahorrando y comprar en una propiedad de inversión más que en una casa para ti.

Muchas veces comprar una casa puede crear facturas extras, como grandes cuentas de electricidad para una casa. Si un inquilino está pagando estos costos, mientras paga la renta esto ayuda a mantener tus gastos bajos. Otra opción es comprar una casa y rentar los otros cuartos mientras que tu vives en ella.

Recibes flujo de efectivo en tu propiedad

Si escoges una propiedad que tiene una rentabilidad alta por una propiedad de precio bajo, podrías observar que tu inversión se balance hacia territorio neutral o posiblemente positivo de flujo de efectivo. En esta situación, tu inquilino puede estar pagando tu compra y posiblemente proveer de fondos extras.

Si bien puedes tener gastos que puedan afectar estos ingresos, los rendimientos del alquiler pueden ser útiles para pagar tu casa más rápido. Si estas comprando una inversión con una gran cantidad de flujo de dinero, esto también puede facilitar los financiamientos para la hipoteca en el primer lugar.

Tu inversión puede contribuir a la compra de tu primera casa

home_plans_piggy_bank_table

 

Ser dueño de una propiedad de inversión no significa necesariamente que no puedas ser dueño de tu hogar actual. Tampoco significa que tampoco lo vayas a comprar en algún momento. De hecho, comprando de manera inteligente propiedades de inversión que aumentan su valor, estas te pueden proveer con un patrimonio alto y riqueza.

Aquellos que escogen bien se pueden encontrar en la casa de sus sueños en un tiempo más corto que aquellos que se apresuran. También podrías considerar el re financiar la casa y utilizar la hipoteca para nuevos proyectos, en vez de vender la casa inmediatamente.