Diciembre es una de las mejores épocas del año, no solo por el sentimiento navideño sino por la prestación obligatoria anual que recibimos como trabajadores por derecho. De acuerdo con el artículo 87 de la Ley Federal del Trabajo (LFT) el que establece que éste se paga antes del 20 de diciembre de cada año y que los trabajadores tienen derecho a por lo menos 15 días de sueldo una vez que hayan cumplido un año trabajado; si el tiempo laborado es menor, entonces corresponde al trabajador una parte proporcional.

Aunque es tentador utilizar este ingreso extra en actividades recreativas, y regalos de fin de año, el gasto excesivo no es la mejor manera de usar tu aguinaldo. A continuación, te presentamos mejores opciones que te dejarán más a la larga y también te darán satisfacción actual.

Invierte en tu retiro

Lo ideal es que tengas una cuenta de retiro por medio de tu empleo si tienes la opción, pero, si es posible, también lo mejor es crear el hábito de aumentar las aportaciones de manera consistente. Tu aguinaldo es una buena oportunidad.

Ahorro de emergencia

Los expertos coinciden que lo mejor es tener un ahorro de emergencia con valor de tres a seis meses o tal vez mayor, para ayudar a protegerte en caso de alguna emergencia. Puedes usar el aguinaldo para que te acerque a esa meta.

Invierte en tus hijos

Si tienes hijos puedes considerar en abrir una cuenta para que comiences el ahorro para su educación en caso de que quieras que tu hijo vaya a una escuela privada. Puedes usar tu aguinaldo para hacer la primera contribución

Invierte en bienes raíces

houses-building-blue-sky-appartment

Esta opción es una de las mejores opciones ya que engloba las opciones mencionadas anteriormente.

Con una inversión en bienes raíces estas invirtiendo en tu futuro y en el de tu familia. Inicialmente es una inversión para ti porque es un lugar en el que puedes relajarte y disfrutar al retirarte, dándote tranquilidad de que tienes un espacio tuyo completamente.

Además, te ayudara a evitar el gasto de rentas a terceras personas, estos ahorros te pueden ayudar a crear un ahorro de emergencia en caso de necesitarlo.

Otra ventaja es que los inmuebles son bienes heredables por lo que te aseguras de dejarle un patrimonio a tu familia.

Ya sea que decidas en una invertir en una propiedad de inversión para rentar y que te deje alguna ganancia o que decidas comprar una propiedad para ti los bienes raíces usualmente aumentan de valor en la inflación.

¿Cómo comienzo mi inversión en el mercado actual?

Evalúa las opciones de crédito de vivienda que existen y valora las ventajas y desventajas que te ofrece cada una de ellas. Ya sea por los requisitos que cubres, que propiedad puedes adquirir con los créditos y el costo final que tendrá.

Es importante comenzar por el crédito porque así conocemos las opciones reales de cuanto es posible que nos autoricen las instituciones a las que acudimos así ya puedes decidir si empezaras con una propiedad de inversión que podría dejarte mayor ganancia a futuro, o comprar una propiedad personal para vivir en la que te puedes retirar. Lo que te lleva al siguiente paso, investigación.

Si decides comenzar con una propiedad de inversión puedes investigar las mejores zonas que tendrán mayor plusvalía, ya sea que decidas vender la propiedad inmediatamente o la propiedad se rente y se venda después.

En caso de que quieras comprar una propiedad personal tu investigación sería entorno a la calidad de vida que deseas, esto es una decisión personal que va de acuerdo con lo que tú quieres y buscas para tu presente y futuro, por ejemplo, si eres soltero, y solo quieres un departamento pequeño, pero con amenidades. O por ejemplo si eres casado y con hijos, y quieres una casa amplia con patio cercana a alguna escuela.

Cuidar de tu futuro no es lo más fácil de hacer, sin embargo, tu futuro yo te agradecerá. Lo más importante es dar el primer paso ya que con él te vas a acercar más a la vida de tus sueños.